Good things come to those who hustle

O lo que es lo mismo, cosas buenas llegan a los que trabajan duro.

Empieza mi aventura  y con ella arrancan mis miedos e inseguridades – no les voy a mentir. Según me siento a preparar el planning de contenidos me invaden las dudas,  ¿cómo voy a darme a conocer? ¿cómo voy a lanzar mi línea con un presupuesto tan reducido? y sobre todo, ¿cómo voy a sacar esto adelante con un pequeño terremoto de 7 meses y medio que demanda mi atención 24 horas al día?

¡Por fin se durmió!

Quito un momento el wordpress de enfrente y me doy un paseo por mis blogs favoritos (los tienen en el menú a la derecha) a ver si me despejo un poco la cabeza. Lo que veo son las anécdotas y recuentos de mujeres (casi todas) que están, como yo, intentando sacar sus propios proyectos adelante. Algunas no tienen hijos, pero la mayoría sí. Veo sus pedazo de blogs y me quedo boquiabierta pensando, ¿cómo lo hacen? Por supuesto que me llevan años de ventaja en esto de los blogs y las tiendas online (que ya es bastante) pero en ellos descubro partes de sus vidas cotidianas -no solo proyectos profesionales, photo shoots increíbles y proyectos DIY de ensueño- situaciones de su día a día que ellas convierten en posts y que otras (como yo) leemos mientras hacemos notas mentales “yo también sé hacer eso, la próxima vez lo posteo”.

Cómo quisiera poder encontrar los primeros posts que publicaron, leer sus primeras palabras, ver sus primeras imágenes (no crean que no lo he intentado)(Lo sé, es un intento un poco canalla de justificar lo verde que arranco…) Algunas han sido muy valientes y se ha animado a postearlo para el deleite y el morbo burlón de todos sus fans. Digamos que no arrancaron tan chic y tan pro como están ahora… y esto me consuela.

En fin, las respuestas a estas preguntas no las sé, pero lo que sí sé es que ganas no me faltan. Ojalá que la suerte decida pasarse por mi casa, aquí ya le tengo preparado todo para que se quede un rato. Cruzo los dedos y ¡a por todas!

Cosas buenas a los que trabajan duro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *