¡Feliz día del padre!

Mi pequeña monster N, que está a punto de cumplir 2 añitos, últimamente está demostrando ser el terror de las crayolas (pinturas de cera). Me la he encontrado pintando el parqué, la mesa de cristal de la sala, las caritas de sus muñecas y hasta la puerta del frigorífico. En fin, que no me puedo despistar ni un segundo porque se me escapa y me va dejando obras de arte por doquier… Así que, aprovechando que era el día del padre, decidí poner a buen uso sus ganas de pintar y entre las dos le hicimos una tarjeta a nuestro aittatto…

Esta fue la obra de arte que acompañaba a un par de sus revistas favoritas :)

aittattoLo mejor fue verle la cara a él cuando recibió el regalo de las manitas de N.

It’s all in the details, right?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *