The Sunday Market Donosti: la reseña

Todo en su sitioEl domingo 11 de mayo debuté con La Paperie en The Sunday Market Donosti. Fue una experiencia muy buena que disfruté mucho. Pasé de todo parada detrás de la mesa: nervios, emoción, incertidumbre y hasta cierto punto también me sentí un poco expuesta y frágil. Pero con las horas estas sensaciones fueron dando paso a la seguridad (que aumentaba exponencialmente con cada venta ¡ja!), destreza para abrir una conversación con el comprador/desconocido de turno y ¡el agotamiento! Estar 7 horas de pie me pasaron factura y eso que tenía ¡2 sillas en el puesto! (¡Ay! Pero esque me daba no-sé-qué no atender a la gente de pie).

All in all, una experiencia a repetir. Además de poder presenciar la reacción de la gente a mis distintos productos -y sin filtros ¡eh! que la gente, cuando se enfrenta a algo nuevo por primera vez se le ve en la cara en segundos si lo que tiene entre las manos le gusta o no- también tuve oportunidad de observar a otros vendedores y captar sus estrategias (cómo por ejemplo, varios tenían botes con caramelos o gominolas en las mesas que ofrecían a la gente, que al final se acaba acercando al puesto) y sobre todo, como llevar todo empacado de la manera más práctica para que el montaje (y sobre todo, el desmontaje) sea más fácil y rápido. En este punto tengo todavía muuuuucho que aprender.En mi puesto

Las vistasA parte de este aprendizaje condesado, me llevo también un puñado de amistades nuevas, entre ellas a Eva, la creadora de La Mia Terelina, que resultó ser mi vecina de puesto y con la que congenié en seguida. Echamos unas risas e intercambiamos impresiones, links en redes sociales e incluso nos compramos cosas mutuamente. Una tía muy maja, sin duda una buenísima adquisición. :)

Y por supuesto que tuve mi momento de gloria cuando apereció por ahí ni más ni menos que el señor Andreu Buenafuente, que vino a dar a mi mesa en su huída despavorida de la gente que lo acosaba con móviles  y bolígrafos. ¡Ja! Aproveché mi oportunidad y entablamos una conversación un poco atropellada pero en seguida se interesó por mi trabajo, manoseó todo lo que había sobre la mesa y al final se fue del mercado con una bolsa de La Paperie colgando del brazo. ¡Victoria!

Mi momento de gloria con BuenafuenteEstuvieron tan así las cosas, que cuando una de las organizadoras del evento me comentó sobre la sexta edición del Sunday Market en Bilbao, no dudé un segundo en apuntarme. Así que ya saben, el próximo domingo  25 de mayo repito experiencia pero esta vez en el Museo Marítimo Ría de Bilbao, por si están por esos lares y se quieren pasar a saludar, con mucho gusto los espero. Les dejo el cartel para que tengan a mano los detalles. Hasta entonces me despido, ¡tengo un mercado que preparar!cartel TSM mayo

 

¡Gastro-Pote!

Ayer que salimos a dar una vuelta por el centro nos encontramos con la maravillosa movida que es el Gastro-Pote que la gente del Mercado de San Martin lleva organizando unas cuantas semanas.

El Gastro-Pote de San Martin

The Romantics en el escenarioEn esta tercera edición, que por el tema de los festivos que se nos vienen encima se llevó a cabo ayer martes (en vez de jueves), estuvieron tocando The Romanticos, que con su funk y R&B estuvieron animando la tarde subidos en una tarima colocada en el centro de la planta 0 del mercado.

Hubo gran variedad de pintxos¡Sushi love!El ambiente estuvo animadísimo, ¡no cabía un alfiler! Entre copas de vino, bandejitas de sushi, medallones de merluza, y una barra alta coronada con lámparas metálicas que ocupaba el espacio central empezando y terminando a los pies de los músicos, el mercado y sus puestos de siempre se convirtieron en un espacio diferente, dinámico, divertido y lleno de vida, digno de ser el rey del after work de la ciudad.

¡No cabía un alfiler!Y por supuesto que ahí estaba yo entre todo el mogollón, malabareando mi vino y mi ración de sushi, pensando lo guay que está que se organicen eventos como este para darle vida a nuestra ciudad y recordarle a la gente que Donostia es mucho más que una bahía y una barandilla. ¡Larga vida al Gastro-Pote!

¡Larga vida al Gastro-Pote!

Out and About: Donosti Vintage Market

Lo bueno de vivir en una ciudad chiquita como Donosti (comparada con el DF) es que si una se entera de eventos a última hora, todavía tiene chance de ir y disfrutar.

Pues justo ayer me pasó esto, que metiendo las llaves en la puerta de casa después de haber estado medio domingo paseando, comiendo y disfrutando del solecito, me entero de que se estaba celebrando el Donosti Vintage Market en uno de los salones del fantástico Hotel de Londres y de Inglaterra. ¡Menos mal que existen las redes sociales! Así que ni cortos ni perezosos, nos trepamos a la moto (esto de tener niñeros de planta es lo más) y en un suspiro I y yo nos plantamos en el lobby del hotel dispuestos a pasar la tarde entre bolsos de cuero, LP’s y vestidos de cocktail.

A contraluz

Vimos un poco de todo, sobre todo mucha ropa, pero encontramos algunos tesoros como los teléfonos antiguos de Vintage Hondarribia, unos cuantos pares de Manolos y un juego de té Midwinter precioso. También vimos por ahí a las chicas de Antojitos, con su barra de cupcakes que tenía una pinta bárbara y a la ya famosa Vermutería.

¿aló?

Los cupcakes de Antojitos

Entre gafas y juegos de té

Además, pude aprovechar para dar rienda suelta a mi obsesión con las gafas redondas. Llevo años detrás de unas y en cuanto eché ojo a estos pares no perdí la oportunidad de probármelas.

Pero el puesto que más nos gustó fue el de Miner Bicis Urbanas (a I y a mi nos gusta decir que somos ciclistas) Pasamos un buen rato comentando los sillines, los cambios modernos en modelos antiguos, los chubasqueros de corte en capa y los degradados de color en los cuadros de las bicis. ¡Y no sólo eso! ¿Qué me dicen de la colección de timbres? ¡Obsesión absoluta! ¿y del maniquí? Me encantó el maniquí.

Timbres para bicis de Miner

¡El mejor maniquí!

Y así terminamos la velada, con un atardecer de ensueño asomándose por las ventanas del hotel. ¡Hasta la próxima DVM! Estuviste genial.

Closing time